En un idioma extranjero

Alicia Migdal

Autora: Alicia Migdal

Título: En un idioma extranjero

Género: Saga familiar, nouvelles

ISBN: 978-9974-8093-8-3/2008

Editorial: Rebeca Linke editoras

163 p

Alicia Migdal nació en Montevideo 1947 y es profesora de literatura y crítica de cine. Ha sido periodista cultural en diferentes periódicos montevideanos. Obtuvo el premio Bartolomé Hidalgo y su último libro de narrativa, En un idioma extranjero, fue premiado por el Ministerio de Educación y Cultura en el año 2010.

 

Desde su primer libro, Mascarones(1981), su literatura ha desafiado la clasificación de los géneros literarios al mismo tiempo que abre paso a una voz -una escritura- original, decantada, económica y eficaz. En su obra, una y otra vez, se despliegan imágenes que tienen el objetivo de rescatar el sentido de lo desechado y desperdiciado en el tiempo breve de una vida humana.

La poética de Alicia Migdal parece ser “contar sin contar, acercarse en lentas aproximaciones al material caliente y lejano de nuestra vida secreta” como se dice en su primera nouvelle La casa de enfrente (1988)

Uno de los aspectos que vertebra su obra es el desdoblamiento y muestreo de las polaridades de lo femenino y lo masculino en las vidas y en la cultura. Otros aspectos interesantes son la incorporación de la herencia cultural de los inmigrantes judíos y la densidad de la infancia.

”En un idioma extranjero” es un libro sutil de múltiples lecturas en donde la identidad y la pertenencia son fronteras invisibles. Es un libro de gran rigor formal y de intensa poesía, en donde la pérdida de una madre y la experiencia de la propia maternidad se entrelazan en complicadas y bellas filigranas. Con rasgos de Virginia Woolf y de Marguerite Duras el libro se puede leer como un bildungsroman, un Stendhal de nuestros tiempos de guerras y de migraciones de amores inconclusos y de encuentros fugaces en donde los géneros y los rostros se confunden. El lenguaje es la trama visible del libro y es alli que un extranjero encuentra el lugar que llama casa.